Participación en las III Jornadas de Living Labs de Ámbito Rural: 'Participación, Colaboración y el Liderazgo Horizontal'



Pantallas Sanas hemos participado este fin de semana en Abla, Almería, en las III Jornadas de Living Labs de Ámbito Rural, desarrollo e integración de las nuevas tecnologías en los entornos sociosanitarios, foro marcado por la Participación, Colaboración y el Liderazgo Horizontal. Por Salud Pública del Gobierno de Aragón presentamos en formato Pecha Cucha las labores realizadas con Red de Iniciativas por la RAPPS y los trabajos del II Concurso Fotográfico de Educación para la Salud Drojnet 2.

02 PUBLICIDAD EN PROGRAMAS DE TV I. Convivencia y Mediaciones con las Nuevas Tecnologías


Actualmente, en España se ha dejado vía libre a la emisión de publicidad durante los partidos de fútbol cuando el encuentro esté detenido, haya una falta o un fuera de juego. Luis Bassat, publicitario español y latinoamericano considerado como el mejor de la Historia, denuncia la excesiva tasa de anuncios que hoy en día emite la televisión, haciendo referencia especialmente a una cadena de la cual critica la excesiva duración de 21 minutos por corte publicitario, calificando tal hecho como “inaceptable, inconcebible e inadecuado”. Sin embargo, lo que comienza a primar también en la televisión son nuevas fórmulas publicitarias como la publicidad intrusiva o la disruptiva. En mayo de 2009, durante la emisión de la Final de la Champions, con 11 millones de espectadores comenzaron a aparecer varios mensajes junto a la película que había programada para después, aprovechando la cantidad de televidentes que estaban viendo el encuentro. La mayoría de críticas hacen hincapié en la actitud de Antena3 al terminar el partido y cuando se iba a realizar la entrega de la Copa, dando paso a publicidad y dejando en pantalla compartida lo que estaba ocurriendo en riguroso directo.

Hoy en día, nos vemos expuestos a un tipo de publicidad a la que se puede denominar intrusiva, publicidad que de forma indirecta entra en nuestros televisores a la vez que el contenido que deseamos ver, por lo que nos vemos obligados a consumirla, sin la opción de cambiar de cadena. Al igual que ha ocurrido varias veces con el Campeonato de Fórmula 1 retransmitido por La Sexta. Por ejemplo, durante el Gran Premio de Hungría, La Sexta estuvo en publicidad durante 22 minutos y 57 segundos, es decir un 23% de la carrera, 16 vueltas. Y es que la Ley General de la Comunicación Audiovisual lo permite "siempre que permitan seguir el desarrollo del acontecimiento". Esta táctica publicitaria consigue llegar a muchos más espectadores y con más intensidad, sin dar opción a separar entre programación televisiva y periodo de anuncios.

Cabe mencionar también el uso de la publicidad disruptiva en numerosos programas y concursos de la televisión actual, mediante el cual la información se está comenzando a entremezclar con la publicidad, integran los anuncios a la temática del programa, por lo que el espectador no percibe un exceso de publicidad y no cambia de canal, ya que suelen ser interrupciones de uno o dos minutos. Debido a la actitud del público frente a los numerosos cortes publicitarios, TVE ha realizado la suspensión de publicidad mediante la cual pretenden aumentar su audiencia. Según TVE esta acción favorecerá también a los medios privados, que son los que se financian exclusivamente por la publicidad.

Pese a que la mayoría de los televidentes están a favor de que este planteamiento se lleve a cabo, deja a entrever el posible daño que podría sufrir el sector publicitario en España, ya que dejaría fuera a pequeños anunciantes. Los publicistas han realizado numerosas críticas, ya que afirman que se perderán o pondrán en peligro 18.000 puestos de trabajo y afectará a 4.637 empresas. Además los medios privados no están de acuerdo con que vaya a favorecerles, ya que la Asociación Profesional Libre e Independiente (APLI) vaticina una subida de tarifas entre el 20% y 30%. Esta publicidad presentada de forma novedosa está dando resultado en las empresas publicitarias, ya que tienen un 38% más de efectividad que los anuncios tradicionales. El sector publicitario evoluciona como cualquier otro, y lo hace mediante la búsqueda nuevas fórmulas en el medio televisivo para llegar a más receptores, lo está consiguiendo con estas tácticas de publicidad intrusiva, sin darnos cuenta a veces y otras siendo muy conscientes de ello.

© Marina Badía 2010

Presentada la Guía Nuevas Tecnologías en Familia 2010

Los directores generales de Salud Pública y Política Educativa, Francisco Javier Falo y Carmen Martínez Urtasun respectivamente, acompañados por Ana Abán, presidenta de FAPAR y por el profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública Mariano Hernán, presentaron la guía, enmarcada dentro del programa Pantallas Sanas, con consejos prácticos sobre el uso de las Web 2.0, desde la educación para la salud.

La actualizada Guía Nuevas Tecnologías en Familia que acaba de publicarse, amplía y revisa la editada hace 4 años, haciendo especial hincapié en normas de uso de las redes sociales por parte de los adolescentes. Su finalidad es dar pautas a las familias para educar en el uso de nuevas tecnologías a sus hijos. La elaboración ha sido realizada por los responsables de Pantallas Sanas, contrastada con las recomendaciones que se están elaborando en España y a nivel internacional sobre uso seguro y saludable de Internet por parte de la infancia y adolescencia. La guía concluye con dos decálogos: uno sobre Buenos Hábitos en Internet y el otro sobre Buenas Prácticas de las Redes Sociales.

01 PUBLICIDAD Y EMOCIONES: y IV. Vulnerable juventud • Convivencia y Mediaciones con las Nuevas Tecnologías


Vulnerable juventud

¿Se identifican los jóvenes con la publicidad? Hace algunos días, hablando con un adolescente sobre este tema, me comentaba que él tenía suficiente personalidad, y que no se dejaba influenciar por ningún anuncio. Su discurso era tajante y firme, decía que: “siempre mienten” y no se creía nada, en absoluto, de lo que vendían… ¿Será verdad? ¿Era éste joven único en su especie? Pues no, va a ser que no; se viste, se peina, y compra las mismas marcas que sus compañeros de instituto. Engloba un “target”, y como tal es víctima de una serie de estímulos, modelos, y campañas pensadas para captar su atención modificando su condición de consumidor constantemente, de manera no arbitraria. Por lo tanto sus gustos, y preferencias están “sugeridos”; no aprendidos.

La publicidad juega a escondidas, es visible en lo invisible, es permanente y constante, gritona y silenciosa a la vez. Todo nuestro entorno está plagado de slogans, marcas comerciales… nadie la busca, pero a todos llega. A poco observador que uno sea, nos encontramos siempre en el epicentro de un organigrama prefabricado de sueños y promesas. La juventud, es una etapa de la vida un tanto desagradecida, dura más bien poco y la tarea de tomar elecciones correctas para un futuro mejor está tan concentrada en un filo de responsabilidad a tientas, que duele. Son años de formación, educación, de paredes y puertas que limitan, de inmadurez cognitiva y quizá el “talón de Aquiles” presuponen que “a ellos no les va a ocurrir”… La coraza necesaria para seguir avanzando a pesar de tanta dificultad, y del no desarrollo total de las habilidades sociales necesarias para subsistir. Un mundo de grandes, regido por la ley de la gravedad donde se estampan de narices contra la madurez. Y es en ese extraño territorio, donde la creencia del: “ a mí no” les hace mucho más vulnerables, menos avispados. Desconectadas todas las alertas, caminan deprisa sobre el peligro de un suelo empantanado.

Me pregunto de nuevo, ¿los cánones de belleza, los modelos a seguir, los valores, las realidades edulcoradas de la publicidad imprimen huella en los jóvenes? Por otro lado, también es un buen momento para concienciar, educar, sensibilizar y entrenar los buenos hábitos. ¿Las campañas de preservativos, contra el consumo de drogas, son efectivas? Aquí debería entrar a debate un experto en la materia, pero lo que sí captan es su atención empleando lenguajes cercanos, escenarios familiares como discotecas, casa de los padres, fiestas o botellones. Tanto en los primeros casos, como en los segundos, el objetivo es propagandístico. Cuánto mayor sea el conocimiento que de sí mismos tengan los jóvenes, tendrán mejor criterio y capacidad de discernir entre los mensajes tipo que se les catapulta constantemente, en su día a día.


Propuestas didácticas:

1º- Elegir una campaña que nos vende un producto dirigido a los jóvenes (ropa. colonia, refresco…), y una campaña de concienciación (contra la droga, por ejemplo). Luego comparar las dos, sus diferencias y similitudes, a la hora de transmitir mensajes diferentes, a un mismo público. Haciendo atención en: actores, lenguaje, escenario, guión…etc. ¿Qué realidades se muestran, las intenciones, con cuáles se sienten más identificados?

2º- Buscar en casa: todos los elementos de publicidad que nos rodean, sin que nos demos cuenta. Y analizar su influencia directa o indirecta.

© Eva Pallarés 2010

Todas las personas inscritas en el VII Curso de Pantallas Sanas 2010 tienen plaza


Superado el centenar de matriculados y terminado el plazo, informamos que todos los inscritos en el VII Curso de Pantallas Sanas 2010 tienen plaza. El CPR Juan de Lanuza hace pública hoy mismo la lista con los nombres. Os recordamos que el curso se celebrará en la Sala Amparo Poch de Salud Pública, sita en la calle Ramón y Cajal 68, edificio de Salud Pública en Zaragoza. Este es el programa del curso. Muchas gracias a todos.

01 PUBLICIDAD Y EMOCIONES: III. Confianza a ciegas • Convivencia y Mediaciones con las Nuevas Tecnologías


Confianza a ciegas

Si una marca, una campaña publicitaria, un slogan o anuncio se gana nuestra confianza, ha logrado coronar la cima de la fidelidad del consumidor. Si nos sentimos plenamente confiados, compramos. Y compramos a ciegas, muchas veces sin mirar la diferencia de precio, y puede ser que ni la fecha de caducidad. Incluso nos vemos seguros para recomendar cierto producto a nuestros allegados, haciendo un bien comunitario puesto que sabemos que no defraudará nuestra sugerencia. El boca-oreja es un signo de que algo funciona, y desde luego un éxito publicitario.

Algunos recursos son: lograr empatía con el propio consumidor, garantizar que no nos fallará el producto a través del mensaje, o bien humanizarlo de tal manera que parezca alguien familiar, aunque estemos hablando de una lavadora, comida pre-cocinada o automóvil. Por eso en los spots televisados, los rostros de los actores suelen ser amables, de mirada y sonrisa agradables. El arte, y el vestuario cuidado al detalle, como los colores intencionados. En publicidad no hay lugar para el azar, el tiempo es limitado y el impacto se concentra en un espacio reducido, el estilo es directo, y cualquier elemento que pueda interferir o crear confusión será sacrificado en beneficio de la claridad. Incluso cuando un mensaje nos parece misterioso, o caben múltiples interpretaciones según el receptor, está totalmente calculado de antemano.

La publicidad emocional no suele pasar desapercibida, va más allá de la información para imprimir una huella en nuestros sentimientos. Muchas veces se convierte en espectáculo, píldoras cinematográficas o como viene siendo habitual, números musicales de coreografía desenfadada y música pegadiza que nos invita a bailar. Provocando un estado de bienestar y felicidad, que queda almacenado en el subconsciente sin apenas darnos cuenta; si ha surgido el efecto pretendido, cuando nos hallemos ante el producto, a la hora de tomar una decisión de compra, aunque no recordemos el anuncio propiamente dicho; si nos embargará alguna reminiscencia de buen humor asociada emocionalmente al mensaje original. Cualquier campaña de comunicación, se sirve de un estudio previo del target (término inglés que significa objetivo) en este contexto se emplea para determinar cuál será el público objetivo al que se quiere llegar, edad, sexo, profesión...etc. Una información valiosa, que en buenas manos y con profesionales adecuados se logrará la mayor efectividad posible.

Precisamente una propuesta didáctica, puede ser el de analizar diferentes anuncios desde el punto de vista del target a quiénes va dirigido. Observando varios aspectos como el lenguaje, el tono, las imágenes, personajes y tomando nota de cómo se ha querido acceder al público. Con qué elementos, y qué emociones se ha buscado transmitir y provocar. Una vez hecho el análisis, como experimento, vamos a cambiar nosotros mismos el target, a otro completamente opuesto. Y desde ese nuevo punto de vista, anotar como deberíamos modificar y rehacer el anuncio. De esta manera, descubriremos contrastes, y nuevas emociones dependiendo de la psicología del público objetivo.

© Eva Pallarés 2010

01 PUBLICIDAD Y EMOCIONES: II. ¿Sabías qué? • Convivencia y Mediaciones con las Nuevas Tecnologías


  • Las ejecuciones de tipo emocional son las que generan un mayor cambio positivo en la actitud hacia la marca, según confirma el Estudio comparativo entre la ejecución de tipo emocional e informativa realizado por la Universidad de Valladolid.
  • El individuo es tan influenciable por este tipo de publicidad que incluso logra que los consumidores alivien sus emociones negativas como el estrés o la ansiedad estableciendo un estado de ánimo más positivo y consiguiendo entonces aumentar la capacidad persuasiva de estos mensajes según asegura el estudio realizado por los expertos americanos Aparna Labroo y Derek Rucker.
  • No existen diferencias significativas en cuanto al nivel de inteligencia emocional y la percepción de spots debido a que todos los sujetos, tanto hombres como mujeres, son más sensibles a la percepción de spots emocionales. Afirmaciones con las que concluye el Estudio realizado por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universitat Abat Oliba CEU (Barcelona).
  • El Gobierno de Perú ha pedido al diario deportivo El Bocón que retire un spot televisivo debido al abuso emocional que hace vulnerando los derechos de los niños y los adolescentes y su desarrollo integral de la personalidad. En el anuncio aparece un padre (periodista) que va a ver a su hijo a un partido de fútbol, cuando el niño marca gol y va a pedirle opinion sobre el mismo a su progenitor, recibe como respuesta “horrible tu gol, lo peor que he visto en toda mi vida” entre otras cosas. El spot que intentaba mostrar la imparcialidad en el sector periodistico ha recibido muchas críticas debido a las emociones negativas que puede transmitir a los niños.
  • En el portal www.blogdepublicidad.es se pueden encontrar las últimas noticias sobre publicidad.

© Marina Badía 2010

01 PUBLICIDAD Y EMOCIONES I. Convivencia y Mediaciones con las Nuevas Tecnologías


La publicidad es una forma de información social, consiste en dar a conocer aspectos de un producto, marca o servicio limitándose a destacar los elementos positivos, especiales o diferentes que contiene para persuadir al receptor. Tiene como objetivo dar a conocer la marca, aumentar su reconocimiento y así crear un lazo entre consumidor y producto. Partiendo de que toda publicidad provoca alguna emoción en el receptor (un anuncio puede parecer aburrido o divertido independientemente del tipo de publicidad que se esté utilizando), existen básicamente dos tipos; por un lado la publicidad informativa, que es aquella que tan solo muestra las características verificables del producto, se expone el producto y las razones por las que debe ser comprado, dejando la valoración final del mismo en manos del propio receptor. Y por otro, la publicidad emocional como tal, aquella que es pensada para provocar una emoción especifica en el espectador.

Según la Real Academia de la lengua Española, emoción es aquella “alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática”. Los publicistas, que conocen muy bien las características mediante las cuales el cerebro humano procesa la información, recurren al humor, exageración, utilizan tácticas como la creación de rimas musicales, lenguaje cargado de recursos intensificadores y valores acreditados, empleo de la primera persona en sus eslóganes implicando directamente al espectador o manejando sus emociones, todo con una única finalidad, conseguir en él la asociación de forma inconsciente del producto a una emoción determinada.

La publicidad y las tácticas publicitarias han sufrido muchos cambios a lo largo de la historia, lo que en la antigüedad eran muros rellenos de anuncios con el único objetivo de información acerca de productos, se ha convertido en mensajes publicitarios creados desde un posicionamiento, intereses y objetivos fijados de antemano y un tipo de público al que dirigirse de forma específica. Intentan apelar a los sentidos del consumidor influyendo en su actitud a la hora de elegir un producto u otro, ya que generalmente existen muchos productos que satisfacen una misma necesidad. Los anuncios publicitarios más eficaces son los que logran ligar el producto a nuestras sensaciones y median en la relación entre producto y consumidor, generando un cambio positivo en la actitud hacia el producto, ya que esta actitud positiva será la que nos lleve hacia la compra y finalmente lograr el hábito, que es el principal objetivo de la publicidad.

Un claro ejemplo es el anuncio de Coca-Colaun encuentro sobre la felicidad” en lugar de mostrar características del producto, resalta lazos de unión entre las personas narrando una historia en la que un hombre de 102 años viaja para dar un mensaje a una niña recién nacida y así decirle que debe ser feliz, asociando la felicidad con la bebida que se promociona.
Este tipo de publicidad ha nacido debido a la necesidad de destacar, de ser especial o diferente a la infinidad de marcas, productos y anuncios a los que nos vemos expuestos diariamente. Lluís Bassat, publicitario, presidente del Grupo Bassat Ogilvy, autor de El libro rojo de la publicidad y de El libro rojo de las marcas, afirma lo siguiente: “Hace pocos años, un ciudadano recibía unos mil impactos publicitarios al día, considerando un impacto desde el cartel de una tienda hasta un anuncio. Ahora recibe al día entre 5.000 y 6.000 impactos".

Apelar a la emoción es esencial para que un anuncio tenga éxito, ya que la emoción es también esencial para nosotros. La carga emocional que un anuncio tenga condiciona la atención que pongamos en él, de que manera lo procesemos, la repercusión que tenga en nuestra memoria y nuestra futura elección del producto o no.

© Marina Badía 2010

CONVIVENCIA Y MEDIACIONES CON LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Desde el weblog de Pantallas Sanas iniciamos una serie de temas con posts semanales que, bajo el título de Convivencia y Mediaciones con las Nuevas Tecnologías, pondremos al día diversas cuestiones TIC ofreciendo información y posibilidades de abordaje en el aula.
  1. Publicidad y emociones.
  2. Publicidad en programas de TV.
  3. Televisión y TDT a la carta.
  4. TV, medios controlados y controladores.
  5. Internet y empoderamiento.
  6. Redes sociales.
  7. Descarga de música.
  8. Juegos multijugador.
  9. Videojuegos como aprendizaje.
  10. Dispositivos móviles y nueva cultura digital.
Los textos están elaborados por las especialistas Marina Badía y Eva Pallarés.

Marina Badía actualmente cursa estudios en la Escola Superior de Teatro e Cinema en Lisboa, tras iniciar la licenciatura en Comunicación Audiovisual en el C.E.S. Felipe II en Aranjuez, Universidad Complutense de Madrid. Es especialista en 3D y el cine digital, y en la creación de recursos educativos sobre cultura mediática en la era global.


Eva Pallarés es actriz, guionista y directora de numerosos y reconocidos cortometrajes. Entre sus largometrajes destacan AzulOscuroCasiNegro (Daniel Sánchez Arévalo, 2006) y Amores Locos (Beda Docampo, 2008). Fundadora de Larisadelúltimo Producciones, también ha escrito y dirigido la obra de teatro eNBlanco (2009). Dirigió y presentó el programa de internet sobre marketing y publicidad adtitudtv (2009).