03 TELEVISIÓN Y TDT A LA CARTA (y IV) Un nuevo modelo televisivo para el futuro. Convivencia y Mediaciones con las Nuevas Tecnologías

Se confirma que los jóvenes cada vez pasan más horas delante del televisor.

Un nuevo modelo televisivo para el futuro

El último Estudio General de Medios, realizado en 2009, viene a confirmar que los jóvenes cada vez pasan más horas delante del televisor; no podemos ignorar una realidad que nos compete tanto a padres y madres, como a educadores; como se suele decir, si no puedes contra el enemigo únete a él.
España es uno de los pocos países de Europa que carece de una ley audiovisual nacional. Parece ser que esto va a cambiar, con el Proyecto de Ley General de la Comunicación Audiovisual (octubre de 2009) cuyo objetivo es la adaptación de la industria audiovisual a los nuevos tiempos. La tecnología digital modifica el modelo de radio y televisión; aumenta la oferta, fragmentando las audiencias. Internet irrumpe como competidora de contenidos, debiéndose regular según la normativa europea. Información: http://www.congreso.es/public_oficiales/L9/CONG/BOCG/A/A_045-01.PDF
(…) Posibilitar la creación de grupos empresariales audiovisuales con capacidad de competir en el mercado europeo y la apertura regulada de nuevos modelos de negocio como son la TDT de pago, la Alta definición y la TV en Movilidad (…)
(…) La norma aspira a promover una sociedad más incluyente y equitativa y, específicamente en lo referente a la prevención y eliminación de discriminaciones de género (…)

En cuanto a los menores, se dice lo siguiente:
Artículo 7. Los derechos del menor.

1. Los menores tienen el derecho a que su imagen y voz no sean utilizadas en los servicios de comunicación audiovisual sin su consentimiento o el de su representante legal, de acuerdo con la normativa vigente.
En todo caso, está prohibida la difusión del nombre, la imagen u otros datos que permitan la identificación de los menores en el contexto de hechos delictivos o emisiones que discutan su tutela o filiación.

2. Está prohibida la emisión en abierto de contenidos audiovisuales que puedan perjudicar seriamente el desarrollo físico, mental o moral de los menores. (…)
3. Las comunicaciones comerciales no deberán producir perjuicio moral o físico a los menores.

a) No deben incitar directamente a los menores a la compra o arrendamiento de productos o servicios aprovechando su inexperiencia o credulidad.

b) No deben animar directamente a los menores a que persuadan a sus padres o terceros para que compren bienes o servicios publicitados.
c) No deben explotar la especial relación de confianza que los menores depositan en sus padres, profesores, u otras personas.

d) No deben mostrar, sin motivos justificados, a menores en situaciones peligrosas.
e) No deben incitar conductas que favorezcan la desigualdad entre hombres y mujeres (…)


El público infantil entre 4-12 años, parece ser el más afín a los canales temáticos, y consumen muchas más horas frente a la TDT.
Debemos potenciar (desde el ámbito familiar y centros educativos) que cada vez más, los niños sean activos en el proceso de aprendizaje autodirigido y abierto, explotando las mismas posibilidades comunicativas de las redes. Ante esta propuesta, nos hallamos con algunos inconvenientes, como son la falta de infraestructura de los centros o la escasa formación del profesorado.
Uno de los valores añadidos de la TDT en este sentido, van a ser los servicios interactivos donde el espectador podrá interactuar, opinar, y ser más crítico a través de contenidos multiplataforma; una de las ventajas será la de acceder a la web del programa directamente desde el mando a distancia, por ejemplo. El nuevo modelo de televisión, tendrá que adaptarse a los usuarios y no al revés, como venía siendo costumbre, donde el telespectador adoptaba una actitud pasiva, o conformista, en contra de lo que viene siendo el consumo de internet. Finalmente, podemos decir que un buen uso de las nuevas tecnologías enriquecerá el valor participativo de unos jóvenes cada vez mejor asesorados y exigentes frente a la pantalla. Favoreciendo la producción de programas divulgativos, y saludables. Los padres, podremos controlar como herramienta de conocimiento y estudio, la televisión. Incluso bloquear programas con un determinado código, pero lo más importante es compatibilizar la formación con el ocio de nuestros hijos.

PROPUESTA DIDÁCTICA
Hacer un test sobre los contenidos preferidos en tv, internet, de los alumnos: desde series de ficción, programas, vídeo juegos, etc.
Primero que nombren cinco.
Luego debatir con aquellos que se repiten: cómo mejorar lo que vemos/qué nos aporta a nivel de conocimientos.


© Eva Pallarés 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario