02 PUBLICIDAD EN PROGRAMAS DE TV I. Convivencia y Mediaciones con las Nuevas Tecnologías


Actualmente, en España se ha dejado vía libre a la emisión de publicidad durante los partidos de fútbol cuando el encuentro esté detenido, haya una falta o un fuera de juego. Luis Bassat, publicitario español y latinoamericano considerado como el mejor de la Historia, denuncia la excesiva tasa de anuncios que hoy en día emite la televisión, haciendo referencia especialmente a una cadena de la cual critica la excesiva duración de 21 minutos por corte publicitario, calificando tal hecho como “inaceptable, inconcebible e inadecuado”. Sin embargo, lo que comienza a primar también en la televisión son nuevas fórmulas publicitarias como la publicidad intrusiva o la disruptiva. En mayo de 2009, durante la emisión de la Final de la Champions, con 11 millones de espectadores comenzaron a aparecer varios mensajes junto a la película que había programada para después, aprovechando la cantidad de televidentes que estaban viendo el encuentro. La mayoría de críticas hacen hincapié en la actitud de Antena3 al terminar el partido y cuando se iba a realizar la entrega de la Copa, dando paso a publicidad y dejando en pantalla compartida lo que estaba ocurriendo en riguroso directo.

Hoy en día, nos vemos expuestos a un tipo de publicidad a la que se puede denominar intrusiva, publicidad que de forma indirecta entra en nuestros televisores a la vez que el contenido que deseamos ver, por lo que nos vemos obligados a consumirla, sin la opción de cambiar de cadena. Al igual que ha ocurrido varias veces con el Campeonato de Fórmula 1 retransmitido por La Sexta. Por ejemplo, durante el Gran Premio de Hungría, La Sexta estuvo en publicidad durante 22 minutos y 57 segundos, es decir un 23% de la carrera, 16 vueltas. Y es que la Ley General de la Comunicación Audiovisual lo permite "siempre que permitan seguir el desarrollo del acontecimiento". Esta táctica publicitaria consigue llegar a muchos más espectadores y con más intensidad, sin dar opción a separar entre programación televisiva y periodo de anuncios.

Cabe mencionar también el uso de la publicidad disruptiva en numerosos programas y concursos de la televisión actual, mediante el cual la información se está comenzando a entremezclar con la publicidad, integran los anuncios a la temática del programa, por lo que el espectador no percibe un exceso de publicidad y no cambia de canal, ya que suelen ser interrupciones de uno o dos minutos. Debido a la actitud del público frente a los numerosos cortes publicitarios, TVE ha realizado la suspensión de publicidad mediante la cual pretenden aumentar su audiencia. Según TVE esta acción favorecerá también a los medios privados, que son los que se financian exclusivamente por la publicidad.

Pese a que la mayoría de los televidentes están a favor de que este planteamiento se lleve a cabo, deja a entrever el posible daño que podría sufrir el sector publicitario en España, ya que dejaría fuera a pequeños anunciantes. Los publicistas han realizado numerosas críticas, ya que afirman que se perderán o pondrán en peligro 18.000 puestos de trabajo y afectará a 4.637 empresas. Además los medios privados no están de acuerdo con que vaya a favorecerles, ya que la Asociación Profesional Libre e Independiente (APLI) vaticina una subida de tarifas entre el 20% y 30%. Esta publicidad presentada de forma novedosa está dando resultado en las empresas publicitarias, ya que tienen un 38% más de efectividad que los anuncios tradicionales. El sector publicitario evoluciona como cualquier otro, y lo hace mediante la búsqueda nuevas fórmulas en el medio televisivo para llegar a más receptores, lo está consiguiendo con estas tácticas de publicidad intrusiva, sin darnos cuenta a veces y otras siendo muy conscientes de ello.

© Marina Badía 2010

1 comentario:

  1. Estoy contigo, el número de horas que nos hacen pasar de publicidad en un día es impresionante, estamos expuestos a ello y lo más peligrosos es que nuestros hijos también lo están...

    ResponderEliminar